MELÓN

con No hay comentarios

RESPONDE INNOVANDO AL DESAFÍO DE LA RESISTENCIA RESIDUAL DE LOS PAVIMENTOS

El sub gerente de ventas técnicas de Melón Hormigones, Gerardo Staforelli, explica que la compañía hoy ofrece hormigón para pavimentos que incorporan uso de fibras que ayudan obtener pavimentos de mejor desempeño, mayor vida útil y de menor espesor.

 

Uno de los desafíos claves de los pavimentos es cómo ellos resisten el paso del tiempo, las condiciones ambientales y los efectos del uso reiterado y prolongado. Este desafío no sólo implica y afecta el trabajo de construcción y mantenimiento, sino también implica planificar para lograr una mejor gestión de costos de mediano y largo plazo y también la disponibilidad permanente para los usuarios. “Un pavimento bien diseñado y construido que incorpora elementos que ayudan a su resistencia residual, permite un mantenimiento más simple y más barato, haciendo que ese camino o carretera tenga una mayor disponibilidad y haga que el transporte de personas, bienes y servicios sea mucho más eficiente”, plantea Gerardo Staforelli, sub gerente de ventas técnicas de Melón Hormigones. MELÓN RESPONDE INNOVANDO AL DESAFÍO DE LA RESISTENCIA RESIDUAL DE LOS PAVIMENTOS El sub gerente de ventas técnicas de Melón Hormigones, Gerardo Staforelli, explica que la compañía hoy ofrece hormigón para pavimentos que incorporan uso de fibras que ayudan obtener pavimentos de mejor desempeño, mayor vida útil y de menor espesor Por ello, el ejecutivo explica que es clave considerar estrategias y materiales que ayuden a aumentar la resistencia residual del hormigón, como fibras fabricadas con diferentes materiales como polipropileno o acero. “El uso de fibra en el hormigón permite obtener un material más dúctil y duradero, logrando que su fisuración sea mucho más controlada, ya que la fibra actúa como un entramado o matriz”. Así, plantea que la adopción de fibras ha permitido disminuir los espesores de pavimentos, sobre todo cuando la construcción se enfrenta a terrenos de bajo desempeño y/o cuando éstos no pueden ser mejorados. “De hecho, hoy en Chile, muchos diseños de pavimentos incorporan la metodología de losas optimizadas. Ellos son especificados considerando hormigones con resistencia residual a la flexotracción, que incorporan fibras al hormigón”.

foto melon 1

foto melon 2

El desafío del uso de fibras y cómo Melón lo ha enfrentado Staforelli explica que el valor de resistencia residual habitualmente exigido es de 1 MPa, aunque ello depende del desempeño que se espera. En función de eso, existen dos desafíos claves: definir la aplicación de la fibra (elección del tipo de fibra, dosis de utilización) y cómo realizar la medición de la resistencia de forma que entregue resultados válidos y que aporten información. “Otro desafio importante es la experiencia operación en el uso de la fibra por parte de la empresa que fabrica el hormigón, se debe garantizar que esta se distribuya en forma homogénea y que no se formen concentraciones “ “En Chile se ha avanzado bastante en las metodologías de ensayo que permitan medir en forma correcta la resistencia residual de nuestros hormigones, pero aún queda mucho camino por recorrer ya que los mismos equipos usados para la medición pueden alterar el resultado”. Para enfrentar este problema, el equipo técnico de Melón Hormigones ha innovado para lograr una mejor utilización de las fibras. “Nuestro equipo técnico lleva ya un par de años trabajando en parametrizar la mayoría de las fibras disponibles en el mercado, tanto de polipropileno como metálicas. Hoy tenemos diseños de hormigón para pavimentos, que considerando el uso de fibras pueden ser utilizados en obras de conservación de caminos básicos de muy bajo espesor”, explica. En qué tipos de hormigón se utiliza El especialista cuenta que este tipo de hormigón con fibras integradas para aumentar resistencia residual se utiliza principalmente en pavimentos en que no se realiza tratamiento a la base. Esto tiene varias ventajas que permiten un mejor desempeño, resistencia y, por lo tanto, permiten una mayor disponibilidad de la ruta: 1.- Evita la rotura frágil. 2.- Mejora la resistencia del hormigón a flexo tracción, corte, impacto y abrasión. 3.- El hormigón se fatiga a más largo plazo 4.- En los casos en los que se diseña considerando losas optimizadas, es posible reducir el espesor de los pavimentos y, por lo tanto, su costo.

Visítenos.

http://www.melon.cl/