ZAÑARTU

con No hay comentarios

INGENIERÍA EN LA VANGUARDIA DE NUEVAS TECNOLOGÍAS

FOTO ZAÑARTU 1

Vivimos en una sociedad de cambios, de actualizaciones, de conectividad, redes sociales dónde nadie debe perder el tren de la información porque supondría estar lejos de la realidad. Todos los avances se materializan en teléfonos inteligentes, cámaras que emiten vía streaming, procesadoras que cocinan o cortinas que suben a voluntad de su propietario desde su celular al otro lado del país. En el mundo de la construcción no han sido menos dichos avances, desde sistemas de amarre de enfierradura automáticos, lectores de huella en controles de acceso, maquinaria robotizada etc. Pero había que dar un paso más, diseñar y controlar la ejecución de una obra siempre eran dos pasos que estaban lejos uno del otro. Con los sistemas de diseño tipo BIM, se trata de modelar con un motor de cambios paramétricos con una base de datos relacional que gestiona y coordina la información necesaria para el modelado del diseño arquitectónico, la construcción, y la ingeniería de cualquier obra, incluyendo todas las especialidades. Este sistema permite crear diseños basados en objetos inteligentes y tridimensionales, los que están asociados para coordinarse automáticamente ante cualquier cambio introducido. Ya no diseñamos ni controlamos en 3D la Obra, sino en 4D, siendo capaces de asignar tiempos a cada recurso, de establecer propiedades no sólo técnicas a las unidades de construcción, sino entregar valores cómo quién lo monta, de dónde viene, quién lo certifica y su plan de mantenimiento asignado. En una sociedad dónde el tiempo es dinero, lo que caracteriza o diferencia a los buenos de los mejores son los detalles. Implementar este tipo de tecnología pasa por varios factores que han de darse en la sociedad, como resumen, que queramos un producto de calidad en diseño, controlado durante la construcción y con un plan de mantenimiento optimizado. Zañartu Ingenieros Consultores SpA, apostó hace años por la implantación de este tipo de tecnologías, partiendo desde el diseño, continuado con el control de la construcción de proyectos emblemáticos y a futuro, realizando la explotación del 100% de las posibilidades que desarrolla. La implementación de BIM en las políticas de la empresa fue un proceso complejo que requirió de recursos humanos y técnicos. Es un proceso, que para llegar a un buen fruto, se requirió de una buena comunicación con las diversas empresas implicadas, formación a técnicos cualificados y coordinación con los colaboradores externos para llegar a realizar un trabajo sobresaliente.

FOTO ZAÑARTU 2

Vivimos en una sociedad de cambios, de actualizaciones, de conectividad, redes sociales dónde nadie debe perder el tren de la información porque supondría estar lejos de la realidad. Todos los avances se materializan en teléfonos inteligentes, cámaras que emiten vía streaming, procesadoras que cocinan o cortinas que suben a voluntad de su propietario desde su celular al otro lado del país. En el mundo de la construcción no han sido menos dichos avances, desde sistemas de amarre de enfierradura automáticos, lectores de huella en controles de acceso, maquinaria robotizada etc. Pero había que dar un paso más, diseñar y controlar la ejecución de una obra siempre eran dos pasos que estaban lejos uno del otro. Con los sistemas de diseño tipo BIM, se trata de modelar con un motor de cambios paramétricos con una base de datos relacional que gestiona y coordina la información necesaria para el modelado del diseño arquitectónico, la construcción, y la ingeniería de cualquier obra, incluyendo todas las especialidades. Este sistema permite crear diseños basados en objetos inteligentes y tridimensionales, los que están asociados para coordinarse automáticamente ante cualquier cambio introducido. Ya no diseñamos ni controlamos en 3D la Obra, sino en 4D, siendo capaces de asignar tiempos a cada recurso, de establecer propiedades no sólo técnicas a las unidades de construcción, sino entregar valores cómo quién lo monta, de dónde viene, quién lo certifica y su plan de mantenimiento asignado. En una sociedad dónde el tiempo es dinero, lo que caracteriza o diferencia a los buenos de los mejores son los detalles. Implementar este tipo de tecnología pasa por varios factores que han de darse en la sociedad, como resumen, que queramos un producto de calidad en diseño, controlado durante la construcción y con un plan de mantenimiento optimizado. Zañartu Ingenieros Consultores SpA, apostó hace años por la implantación de este tipo de tecnologías, partiendo desde el diseño, continuado con el control de la construcción de proyectos emblemáticos y a futuro, realizando la explotación del 100% de las posibilidades que desarrolla. La implementación de BIM en las políticas de la empresa fue un proceso complejo que requirió de recursos humanos y técnicos. Es un proceso, que para llegar a un buen fruto, se requirió de una buena comunicación con las diversas empresas implicadas, formación a técnicos cualificados y coordinación con los colaboradores externos para llegar a realizar un trabajo sobresaliente.

FOTO ZAÑARTU 3

FOTO ZAÑARTU 4

Visítenos

http://www.zanartu.cl/